lunes, 29 de marzo de 2010

De viaje en La Coruña

El fin de semana del día del Padre me fui con papá y mamá a La Coruña. Llegamos el viernes a mediodía y, después de comer, nos fuimos al acuario, también llamado Casa de los peces. Me gustó muchísimo porque allí vi tiburones, pulpos, rayas, focas y otros seres marinos. No puedo deciros lo que me gustó más porque me gustó todo. Al salir del acuario fuimos hasta la Torre de Hercules y papá, esa noche, nos molestó un montón, no nos dejaba dormir y ahora dice todo el rato que éramos mamá y yo.


Al día siguiente por la mañana visitamos el puerto y un Castillo el de San Antón donde me saqué una foto al lado de un auténtico cofre de tesoro. Después de comer fuimos al Domus que es la Casa del Hombre. Allí vimos una peli en 3D titulada Monstruos marinos y después visitamos la exposición. Había cosas muy interesantes: lanzabas un penalti y te media la velocidad con la que lo hacias; yo competi con mamá en concentración y gané, a esto yo le llamo relajación, porque tenemos que estar relajados para ganar; también escuché el latido de mi corazón y más cosas.
El domingo fuimos a la Casa de las Ciencias y el planetario donde vimos la peli de La Noche de los vampiros y comprobamos como actúa la fuerza de la gravedad y también vimos en una pantalla la temperatura de nuestro cuerpo: yo era muy roja en el cuello.
Otro día os pongo otras fotitas para que juguéis un ratito.
Un saludo.



2 comentarios:

MONICA dijo...

uff que envidia, eso sí que es un fin de semana bien aprovechado, ¡qué cantidad de cosas distintas hicesteis!.
me gusta, me gusta mucho. :)

MONTARAZ dijo...

Jajaja que guay, menudo regalo del día del padre le hiciste a papa llevándole a La Coruña
Lo que se te olvido es bañarte en la playa y visitar el Riazor, pero bueno eso para la próxima
¿Ya descubristeis el pez raro ese que no sabíais como se llamaba?